El Grupo Municipal Ciudadanos critica la oposición de ‘populares’ y socialistas a las mociones presentadas por la formación naranja para que se investigue la ocupación sin contrato de un edificio de la calle Hurtado de Mendoza por parte de la GMU desde 2005 a 2016, y por la disposición de los terrenos de la Fuensanta

El Grupo Municipal Ciudadanos ha considerado que “el miedo” de PP y PSOE a que se abran comisiones de investigación “siembra más dudas sobre la gestión que ambos partidos han realizado al frente del Ayuntamiento de Cuenca en legislaturas pasadas”.

La portavoz de la formación naranja en el Consistorio, María Jesús Amores, se ha pronunciado en estos términos después de que en el Pleno de este martes ‘populares’ y socialistas votaran en contra de las mociones presentadas por Cs para que se investigue la ocupación sin contrato de un edificio de la calle Hurtado de Mendoza por parte de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) entre los años 2005 y 2016, así como por la disposición de los terrenos de la Fuensanta que se hizo por parte del Ayuntamiento.

Los ediles de Cs María Jesús Amores y Antonio Carrasco.

Amores ha tildado de “ridículos” los argumentos dados por PP y PSOE para oponerse a la creación de sendas comisiones de investigación; y ha señalado que “lo único que ha quedado demostrado es que la izquierda y la derecha son capaces de llegar a acuerdos cuando se trata de tapar posibles irregularidades en las que han sido cómplices”. En este sentido, la portavoz de Cs ha recordado que ambos partidos se opusieron en septiembre de 2016 a la moción que llevaron a Pleno para depurar responsabilidades en torno a la construcción de la estación del AVE junto a la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos; y que en febrero de 2017, ambas formaciones volvieron a sumar fuerzas en el Pleno para que no se elevaran al Tribunal de Cuentas las conclusiones de la comisión de estudio y análisis de los edificios de los sindicatos.

Desde la formación naranja han rebatido la acusación de “revisionistas” y “oportunistas” que se les hace desde la izquierda y la derecha respondiendo que “no se trata de revisar el pasado, sino de depurar responsabilidades por asuntos presentes que en los próximos meses supondrán un incremento de la deuda del Ayuntamiento de en torno a tres millones de euros”.

La portavoz naranja ha criticado la “demagogia” que practican tanto populares como socialistas, ya que “nos insisten en que vayamos a los tribunales si tenemos la menor duda, pero para eso tenemos que tener pruebas, y tanto unos como otros han evitado que las tengamos impidiendo que se abran las comisiones de investigación”.

Nos extraña que no vean dudas razonables para investigar, cuando un juez ha condenado ya al Ayuntamiento a 1,2 millones de euros más intereses por el caso de la Fuensanta, y otro está a punto de hacerlo por un importe similar por el caso de la GMU”, ha sentenciado Amores, quien ha considerado que los argumentos de PP y PSOE son “un insulto a la inteligencia de los conquenses”.

Los ediles de Cs Antonio Carrasco y Toni Calvo.

Palos en las ruedas

En otro orden de cosas, la portavoz de la formación naranja en el Consistorio ha señalado que en el Pleno de este martes ha quedado demostrado que “la capacidad que demuestran PP y PSOE para llegar a acuerdos cuando se trata de eludir responsabilidades en asuntos en los que han sido cómplices, se desvanece si se trata de sumar esfuerzos por el bien de Cuenca”.

Amores se ha referido en concreto al cambio de postura del equipo de Gobierno respecto a la construcción de un ascensor en el Casco Antiguo para mejorar la accesibilidad en la parte alta de la ciudad, y los hándicaps que ahora ponen a la cesión de la Casa Zavala como sede temporal de la colección de Roberto Polo, “todo ello porque son dos iniciativas que llegan de la Junta y estamos en época preelectoral”.

Amores explicó en el transcurso de la sesión plenaria que tanto el Gobierno regional como el equipo de Gobierno del Ayuntamiento son responsables de que el acuerdo para la construcción del ascensor no se haya firmado en el plazo fijado en los acuerdos de presupuestos suscrito entre Cs y Mariscal “porque primero dijeron de firmar un protocolo, luego que si mejor un convenio, y ahora dicen que hay que hacer un concurso de ideas porque no hay prisa”.

Cuenca se muere y vosotros nos pedís tranquilidad”, aseveró Amores al tiempo que exhortaba a la Corporación “a dedicar sus esfuerzos a ponerse de acuerdo en qué hacer por el bien de la ciudad, en lugar de poner palos en las ruedas”.